No nos conformamos con mantener las vetustas cepas de garnacha, sino que incrementamos la superficie y plantamos nuevas cepas de variedad Tempranillo (o Tinta Fina como se conoce en la región) en el paraje conocido en los viejos censos agrícolas como “Las Viñas de Narros”, situadas en Langa, Ávila.

Nuestras uvas crecen sobre terreno franco-arenoso por encima de los 870 metros de altitud, con una pluviometría escasa, y no optando por las modernas espalderas, sino por el cultivo en vaso ligeramente elevado en pie franco, con gran separación entre cepas para evitar así su competencia, y favorecer una mejor absorción de la luz. Como resultado, tenemos esta Viña de Altura, con una personalidad diferenciada.

Nuestra viña está rodeada de pinares y es muy común encontrar gran cantidad de aves de todo tipo. Entre ellas hay una que evoca con su canto la alegría: la ALONDRA. Creemos que nuestros vinos deben ser como ella; alegre, evocadora, conciliadora e incluso invitarnos al canto.

Categories: Bodega